Retrato Corporativo y Profesional

Una imagen de calidad y coherente puede marcar la diferencia a la hora de conseguir nuevos clientes y proyectos, y el retrato corporativo y profesional es una herramienta que puede contribuir a ello.

Retrato corporativo

Humanizar la marca: el poder de los retratos corporativos

El retrato corporativo y profesional contribuye a humanizar una empresa, organización o negocio. ¿Por qué? Porque transmiten la identidad de las distintas personas que componen el equipo y permiten establecer un primer contacto con el cliente potencial. Es decir, comunican confianza y profesionalidad a través de una imagen de calidad y con personalidad.

Además, estas imágenes profesionales pueden servir para una multitud de fines. Por ejemplo, para las fotografías de perfiles de redes sociales, para prensa o para presentaciones de negocios y ponencias. De manera similar, son muy recomendadas para la imagen corporativa de una página web y para presentar al equipo de manera unificada y profesional. Por consiguiente, los retratos profesionales ayudan a crear una imagen de marca coherente y consistente.

El fotógrafo de retrato corporativo tiene la misión de comunicar una sensación de unidad y cohesión dentro de la empresa. Para lograrlo aplica un determinado estilo a esas imágenes, cuidando los fondos y la iluminación, pero también el encuadre y las expresiones de los retratados. Este tipo de registro fotográfico es especialmente importante para empresas grandes o con múltiples ubicaciones, donde puede ser difícil reunir a todo el equipo en una sola sesión de fotografía.

Manuel Orejas - Arval. Retrato profesional
Fotografía corporativa de retrato profesional - José Filipe Torres | CEO Bloom Consulting | Madrid
Antonio Gálvez, director de Todonetworking, fotografiado en Sierra Studio.
Edgar Fonseca, Café do Mercado

¿Por qué contratar un fotógrafo de retrato corporativo y profesional?

Fotografías que transmiten la personalidad y la esencia de la empresa o del profesional

Yolanda Del Moral

Los retratos profesionales son una herramienta importante para cualquier profesional independiente o autónomo. En un mercado cada vez más competitivo, una imagen profesional y coherente puede marcar la diferencia a la hora de conseguir nuevos clientes o proyectos.
Sabemos que hoy en día todos tenemos una cámara, incluso con bastante calidad, en nuestro bolsillo. Además, los teléfonos móviles más recientes tienen incluso un objetivo para  retrato. 

Teniendo esto en cuenta, se podría decir que no hay necesidad de contratar un profesional para realizar un “simple retrato de perfil”. Incluso yo estaría de acuerdo. Porque para hacer un “un simple retrato de perfil” no me necesitas. Ahora bien, si piensas que una buena imagen de tu empresa es importante para generar confianza en los clientes, el argumento de “la buena cámara” se tambalea.  Los fotógrafos que realizamos un trabajo con personalidad no solo lo hacemos porque tenemos un material de calidad. Hacemos buenas imágenes porque sabemos cómo sacar partido de una cámara fotográfica, sea ella un móvil, una cámara compacta o una que cueste miles de euros. El medio, la cámara, permite tener archivos con mejor calidad y detalle, trabajar en situaciones con poca luz, etc… Pero si no sabes cómo sacar partido de todo esto, de poco servirá. 

Cristina Fuentes: coach y experta en Mindfulness. Retrato Corporativo
Geronimo Pachano fotografiado en Sierra Studio

Por consiguiente, contratar un fotógrafo profesional para realizar los retratos corporativos y profesionales de una empresa o negocio es muy importante. Tanto para una marca grande, como pequeña, un retratista corporativo tiene la experiencia y el equipo necesario para crear imágenes buenas técnicamente. Pero sobre todo fotografías que transmitan la personalidad y la esencia de la empresa o del profesional.

Rafael Noguero, CEO de Tempus Quality.
Retrato Corporativo
Pilar Vara: Tempus Quality, Área de Subvenciones,
Relaciones Institucionales y Comunicación.
Retrato Corporativo
Jesús Salina: Director de Recursos Humanos de Tempus Quality.
Retrato Corporativo
Judelkis Arias: Tempus Quality, Área de Contabilidad.
Luis Juan Gutiérrez: Tempus Quality, Director de las áreas de Gestoría, Contabilidad y Asesoría.

Cómo trabajo para crear retratos profesionales de personalidad

Nicolas Lamb: Área de Nuevas Tecnologías de Tempus Quality

En mi caso particular asumo cada encargo de retratos corporativos y profesionales como un desafío. ¿Y cuál es ese desafío? En primer lugar, ayudar a crear un ambiente distendido para que la sesión fotográfica resulte cómoda y relajada. He fotografiado a mucha gente, con edades diferentes, de áreas muy distintas, en contextos diversos. Con luz natural, o de estudio, o mezclando las dos, por ejemplo en despachos, restaurantes u otros lugares.

Gabriela Báez. Project Management Consultant de aiFile.
Retrato profesional

Cuando trabajaba en prensa, por veces, y en particular cuando retrataba a personas con agendas muy apretadas, solo disponía de algunos minutos para hacer ese retrato. Eso me enseñó a improvisar mucho y a adaptarme a las condiciones del momento.  Sin embargo, si puedo elegir, prefiero conocer un poco a la persona, hablar con ella y estudiar cómo la voy a fotografiar. Ese contacto verbal y visual me permite hacer “una fotografía mental” suya. Una percepción fugaz que se registra en mi imaginario, y en la que me apoyo mientras voy apretando el disparador.

Gracias a ese ejercicio puedo ir evaluando si la persona está incómoda o no, e ir eligiendo los momentos más reveladores para mi. Mi función es, además de controlar la luz, el encuadre y otros aspectos técnicos, guiar al protagonista de la sesión para que se sienta a gusto.

Retratos corporativos con identidad PARA EMPRESAS

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus eniam varius beatae nec ullamcorper mat.

El acabado: un trabajo que Brilla pero que no se ve

Cristina Fuentes: coach y experta en Mindfulness.
Retrato profesional

Por último, subrayar que otro aspecto importante de este trabajo es la edición y tratamiento de las imágenes. Es una etapa que no se ve, porque se desarrolla delante de la pantalla del ordenador, aunque casi siempre es más larga que la de toma de imágenes.

Una buena selección de imágenes es fundamental para condensar las mejores fotografías en un resultado final. El que se entrega al cliente. A su vez, el retoque o tratamiento de las imágenes permite que luzcan mejor, pero sin que parezcan exageradas o irreales.

De hecho, el trabajo del fotógrafo, sea él cuál sea, termina con el acabado, es decir, con el tratamiento de las fotografías. Y esto es así desde que nació la fotografía. Lo digo porque cuando empecé a fotografiar y durante muchos años de mi actividad, no existían cámaras digitales, y conozco bien el trabajo de laboratorio fotográfico. A modo de conclusión, y como analogía, no tratar las imágenes sería un poco como preparar un buen plato, pero negarse a añadir cualquier tipo de condimentos o aliño.

Our Happy Clients!

«Lectus, nonummy et. Occaecat delectus erat, minima dapibus ornare nunc, autem.»​

Ron Burnwood

«¡Gracias Bruno por las maravillosas fotos que nos has hecho!

Desde que llegaste a casa cargado de equipos, imaginamos que iba a ser memorable y la realidad es que has sacado la esencia y mejor imagen de lo que somos.«​

Roger y Carmencita

«Lectus, nonummy et. Occaecat delectus erat, minima dapibus ornare nunc, autem.»​

Jeson Foxx

Otros servicios relacionados con retrato profesional

Descubre otras áreas de mi trabajo en imagen corporativa