Bruno Rascão

Fotógrafo en Madrid

Fotografía y vídeo
en Madrid

Producción de contenidos audiovisuales
para empresas grandes, pymes y autónomos

Aunque soy un fotógrafo formado en el fotoperiodismo, hoy en día estoy centrado en la producción de contenidos audiovisuales corporativos (fotografía y vídeo). Hago un trabajo cuidado, con una imagen de calidad, enfocado en reflejar la identidad del cliente.

Con más de 20 años de experiencia a mis espaldas, me he convertido en un fotógrafo que abarca distintas áreas de la fotografía profesional que van desde el reportaje periodístico más riguroso, hasta la detallista y cuidada fotografía de producto en estudio.

Ante todo, me gusta definirme como un contador de historias. Historias de personas, de empresas y de negocios a las que doy vida utilizando imágenes fijas o en movimiento. Me encanta conocer, comprender, interpretar y captar la esencia de cada persona o negocio.

Mi objetivo es que el cliente se vea reflejado en los contenidos fotográficos o de vídeo que produzco. Y que el resultado final contenga su mensaje y su personalidad, pero también la mía. En definitiva, un contenido audiovisual que logre captar la atención.

Y este es el punto en que me puedo diferenciar de otros excelentes profesionales: imprimir mi “sello” o identidad en el trabajo que hago, para poder destacar la singularidad de mis clientes. Por ello te invito a que conozcas mi trabajo y mi forma de trabajar.

Soy una persona cercana, que cree que, en el trabajo y en la vida, se aprende caminando. Que el intercambio de puntos de vista suele producir resultados más ricos y novedosos. El diálogo con el cliente es, por ello, una pieza muy importante para comprender su propósito e intención.

Mi intención es seguir creciendo, creando contigo
para contribuir a un mundo más auténtico,
y valorar y transmitir lo mejor de cada ser humano.

    Retrato corporativo

    Fotografía corporativa

    Una imagen profesional cuidada y de calidad aporta credibilidad a tu marca. Retrato corporativo, fotografía de eventos corporativos, fotografía de interiores y reportaje corporativo de la actividad de tu negocio son diferentes tipos fotografía para empresas que realizo.

    Tengo una particular sensibilidad para empatizar contigo, comprender lo que quieres transmitir y traducirlo en fotografías corporativas. Me adapto al entorno que más te convenga: el despacho, la empresa, en el exterior o en tu casa. Tú eliges el tipo de ambiente que se adapta mejor a tu mensaje profesional.

    Si tienes dudas sobre tipo de fotografía profesional para empresas que te conviene, contáctame. ¿Qué quieres transmitir? Las fotos corporativas que necesitas son para ¿un catálogo, una página web, para impresión, LinkedIn?

    Fotografía de producto

    Fotografía de interiores

    La fotografía de arquitectura de interiores de calidad puede ser otro de los factores de diferenciación de tu imagen profesional y corporativa en internet.
    Si tienes una empresa con varios sectores de actividad (una fábrica, por ejemplo), uno o varios despachos, un restaurante, un coworking u otro tipo de espacio que quieras mostrar a tus clientes, es muy importante que cause una buena impresión a la primera mirada, por fugaz que sea.

    Me enfoco en fotografiar tu restaurante, despacho, empresa, turismo rural, o vivienda, para que entre por los ojos al público que visite tu página web o redes sociales. Cómo sabes, es muy probable que algunas de esas personas sean un cliente potencial.
    Por ello, es imperativo transmitirle una buena imagen a primera vista, que puede ser decisiva para que dedique más tiempo a conocer tu negocio, y que decida contactarte.

    Suelo trabajar con la luz natural que entra por las ventanas y la artificial de la vivienda, por lo que la sesión fotográfica se debe realizar durante el día.
    Es muy importante preparar cada una de las estancias con anterioridad a la sesión, para que todo se vea organizado y limpio, aunque puedo corregir algunos detalles durante la sesión.
    La fotografía profesional de interiores es una inversión que puede marcar la diferencia.

    Fotografía de interiores

    Preguntas frecuentes

    Mi registro fotográfico preferido, que practiqué a diario durante más de una década, es el del reportaje fotoperiodístico. Es decir, me centro en captar los momentos importantes, pero siempre cuidando la composición y la calidad fotográfica. Por muy “normal” que sea el momento fotografiado, intento siempre transformarlo en una imagen que “cuente” algo.

    Las sesiones se pueden realizar en mi estudio, en El Boalo (sierra de Madrid) o en cualquier otra ubicación. Me puedo desplazar a cualquier lugar y hacer fotografías en el entorno del cliente, o montar un pequeño estudio en un espacio de unos 5m2.

    Las fotografías que entrego son una selección de las que he realizado durante la sesión, ya sea de retrato o de un evento corporativo. Todas las imágenes que entrego están tratadas (o acabadas), aunque no suelo eliminar ni añadir elementos.

    Entrego las imágenes finales en formato JPG en alta y en baja resolución. Las imágenes en alta resolución son para impresión (catálogo, impresiones fotográficas, rollup, etc), las bajas resoluciones para ver en pantallas (RRSS, página web, envío por mail, Whatsapp, etc.)

    A veces se desconoce, pero tanto el trabajo fotográfico, como el de vídeo, consiste en varias etapas. La captación de material precede la planificación (que puede ser más o menos detallada) y es “la etapa” por definición. Es decir, es cuando el fotógrafo profesional, o el videógrafo profesional, está “en el lugar de los hechos”, in situ. Todo lo que no capte durante esta etapa, no existe.

    ¿Por eso hacéis muchas fotografías y planos? Sí, pero no se trata solo de disparar y filmar mucho, sino el qué y cuándo. Aunque hacer un elevado número de fotografías puede garantizar una mejor selección de fotografías, no por “disparar” a lo loco vas a tener un buen trabajo final.

    La fotografía como el vídeo implican una planificación o idea previa de lo que se quiere captar y cómo, para luego, en postproducción, poder hacer una selección detallada y coherente, y tratar las imágenes. En el caso del vídeo, además, hay que montar los planos en un orden y duración que sea dinámico, aplicar un etalonaje (tratamiento y contraste del color, etc.), seleccionar el audio, el fondo musical y ecualizar.

    Además de todo el conocimiento y experiencia necesarios, pero del material adecuado, la producción de contenidos fotográfico y de vídeo de calidad es un proceso laborioso, que implica tiempo y diversos recursos.